elegir almohada

La almohada un artículo imprescindible en nuestro hogar o no

En alguna ocasión has pensado es mejor dormir ¿Con o sin almohada? La respuesta es más que sencilla: No hay nada más placentero que dormir acompañado de una buena almohada.

Te has preguntado alguna vez que es mejor; si dormir ¿Con o sin almohada? La respuesta es más que sencilla: No hay nada más placentero que dormir acompañado de una buena almohada. Además dormir sin una puede provocar que el cuello se sobre extienda, estirándolo innecesariamente y perjudicando la zona de la nuca. Lo ideal es tener una almohada que se adapte a tus necesidades.

Ya sabiendo entonces, que lo aconsejable es dormir con una almohada, a continuación daremos consejos según la postura que adoptes a la hora de dormir ¡No te los pierdas!

  • Para aquellos que duermen boca arriba: las contracturas cervicales aparecen si la almohada es muy gruesa, por lo tanto se recomienda una almohada más fina para que el cuello esté en la posición adecuada.
  • Para aquellos que duermen boca abajo: esta posición es bastante perjudicial en varios aspectos. Por eso es necesario girar los hombros y adaptar la forma de la almohada a la cabeza, logrando que el cuello se mantenga, en relación a los hombros, lo más proporcionado posible.
  • Para los aquellos que duermen de costado: dormir con una almohada fina es perjudicial para el cuello y la columna, ya que el peso de la cabeza cae sobre alguno de los dos hombros, haciendo que la columna se flexione innecesariamente.

Por ello, se aconseja, en casi todo momento, una almohada con más altura para que el cuello se mantenga en el eje de la columna vertebral, sin que la cabeza lo desplace hacia un costado.

Esperemos, haya sido de tu agrado la nota. Como te darás cuenta, la elección de una buena almohada no es algo que deba ser tomado a la ligera. Así que tómate tu tiempo para escoger aquella ideal para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *